17 ago. 2015

El ensayo reflexivo

Cómo escribir ensayo reflexivo


Escribir tus pensamientos sobre un tema te brinda la oportunidad para aclarar tu posición al respecto. Esculpir un ensayo reflexivo coherente para presentar tus ideas de la manera más elegante requiere mucho tiempo y preparación. Por encima de todo, se requiere que ejerzas tus facultades de análisis. En las siguientes líneas, encontrarás algunos consejos útiles sobre cómo escribir un ensayo reflexivo, lo que podría serte de ayuda.
¿Qué es un ensayo reflexivo?

Un ensayo reflexivo es la exploración de un tema usando los pensamientos y la experiencia personal. Usando el tema en cuestión como un trampolín, un escritor puede reflexionar sobre los acontecimientos mundiales, la historia personal, la experiencia emocional o sobre algún hecho objetivo. El objetivo del ensayo reflexivo es, a la larga, tejer reflexiones de manera que le transmitan un nuevo pensamiento al lector. Irónicamente, este ensayo aparentemente fluido requiere una gran cantidad de planificación y estructuración durante su preparación

¿Cómo escribir un ensayo reflexivo buena?

Antes de comenzar a escribir un ensayo reflexivo, debes dedicar un tiempo considerable a pensar sobre el tema. Permite a tu consciente y subconsciente reflexionar sobre el tema. Cuando realices el ejercicio de reflexión mental las ideas al escribir fluiran con facilidad. Cuando estés listo para escribir, lo sabrás.

Importancia

Escribir un ensayo reflexivo es tu oportunidad para revelar y hablar acerca de tu visión personal sobre un tema. Los ensayos reflexivos se utilizan como un procedimiento de autoevaluación, ya que permiten abordar tus experiencias y lo que has aprendido. Es posible que te pidan escribir un ensayo reflexivo después de tomar un curso, completar un proyecto o participar en algún tipo de experiencia. El ensayo reflexivo se compone de tus puntos de vista individuales sobre el tema y una explicación de tu postura. El objetivo de este ensayo es transmitir con éxito tus propias creencias, actitudes y observaciones. En algunos ensayos reflexivos, se te pedirá que apoyes tus conclusiones citando materiales como libros, revistas, artículos y otros recursos. Un ensayo reflexivo debe reflejar tus propios pensamientos sobre el tema, no los de los demás.

Función

Un ensayo reflexivo se centra en tus ideas y reflexiones sobre un tema, sin embargo, querrás mostrarle a tus lectores por qué los puntos que estás desarrollando son válidos. Para esto, la información que condujo a tus conclusiones debe incluirse en el documento. Tener referencias incrementa tu credibilidad e ilustrará a la audiencia que tus resultados se derivan tanto de hechos como de experiencias personales. Un buen ensayo reflexivo incluye una acertada interpretación del tema en cuestión. Los sentimientos y experiencias sobre los que escribes en el ensayo deben basarse en tu propia percepción y mostrarle a los lectores por qué tu revelación es importante en una escala mayor. El ensayo debe comunicar la importancia del tema, así como también tu consideración del mismo.

Tipos

Los ensayos reflexivos son asignados a diversos temas y se ven con frecuencia en aplicaciones universitarias. Es posible que te pidan escribir sobre una experiencia de cambio de vida o sobre una persona de tu vida que haya tenido gran impacto en ti. Con estos ensayos es importante incluir una introducción que explique por qué elegiste el tema y por qué es importante para ti. Aunque el ensayo puede tener una naturaleza personal, debe apelar a que cualquiera lo lea. Antes de escribir un ensayo reflexivo, es una buena idea reunir y hacer una lista de todos los materiales y fuentes relevantes que piensas incluir en él. Un esbozo te ayudará a organizar tus pensamientos y servirá como modelo para tu ensayo.

Características

Aunque es posible que los ensayos reflexivos no tengan un diseño estructural definido, existen determinados formatos y pautas a los que debes apegarte. Tu párrafo de apertura, a veces denominado como la tesis, debe informarle al lector sobre el tema y también atraer su atención. Cuando el lector termine de leer la introducción de tu ensayo, debería estar impaciente de leer el resto. El cuerpo de tu ensayo reflexivo debe revelar tus ideas y experiencias con respecto al tema sobre el cual estás escribiendo. Si estás escribiendo acerca de un evento, describe su evolución. Incluye distintos aspectos de la experiencia y cómo esto le dio forma a tus resultados. En la conclusión de tu ensayo reflexivo, reflexiona sobre tu tema y discute su impacto en ti, así como también el posible impacto que puede tener para los demás.

Consideraciones


Cuando escribas un ensayo reflexivo, al igual que con otros tipos de ensayos, asegúrate de que posee el formato correcto para cumplir con las pautas. Es posible que tu tarea esté obligada a seguir el diseño APA, AMA, MLA o Chicago/Turabian. Esto se decide por el tema, tópico o clase que administra el proyecto. Si tienes que adherirte a uno de los estilos anteriores, es importante que permanezcas consistente en todo el ensayo; utilizando las normas específicas de diseño, de espaciamiento y de citación.

Instrucciones

1     Crea el párrafo de apertura. Al igual que en otros tipos de ensayos, el párrafo de apertura debe ser fuerte. Pinta una imagen que actúe como “gancho” para atrapar al lector. Puedes contar una historia breve o enlazar varios hechos sobre el mismo tema. Termina con la oración de tu tesis, un trampolín de enlace para las reflexiones por venir, en lugar de un solo punto que probarás durante el ensayo.

2    Haz un “mapa mental” en una hoja aparte. Dibuja un círculo con los temas escritos en el centro y dibuja líneas alrededor que vayan hacia afuera. En cada punta, crea categorías, como “experiencias”, “hechos” y “eventos mundiales”. Dibuja círculos alrededor de estas categorías con líneas que se extiendan hacia ideas más específicas. Detalla qué experiencias personales puedes revelar en tu ensayo y qué hechos o eventos puedes incluir. A partir de cada idea específica, planifica tus pensamientos y reacciones.

3    Prepara y revisa dos veces cualquier hecho no personal que uses. La credibilidad de tu ensayo dependerá no sólo de la voz que desarrolles como autor, sino también de la veracidad de los hechos o de los eventos históricos que relates.

4    Crea un esbozo a partir de tu mapa mental. Selecciona las experiencias y puntos más fuertes y agrúpalos en párrafos. Ordena los párrafos de forma lógica, enfocándote en las reflexiones que el lector deberá absorber para seguir la evolución de tu pensamiento. Por ejemplo, si estás escribiendo sobre el dolor causado por la muerte, un párrafo que trate sobre las reacciones hacia la muerte debe preceder a uno que se centre en los mecanismos de duelo.

5    Incluye experiencias personales específicas. Cualquier experiencia que relates debe ser breve, pero asegúrate de que sea única y concreta. Enfoca tus recuerdos en un incidente o experiencia cortos, en lugar de apoyarte en caprichos. Por ejemplo, en un ensayo sobre conflictos personales, habla sobre alguna discusión acalorada específica con tu padre en lugar de contar que “se pelean mucho”.

6    Escribe tu ensayo usando el esbozo como guía. A medida que escribas, enfócate en usar un lenguaje vivaz y honesto. Enlaza tus experiencias y puntos en párrafos coherentes. Mantén un punto o experiencia y sus reflexiones en un solo párrafo.

7    Deja a un lado tu trabajo y revísalo después de tomarte un descanso. Suaviza las transiciones entre párrafos. Una de las partes más difíciles de los ensayos reflexivos es lograr que el lector pueda ir siguiendo tu viaje mental o emocional. Pregúntate cómo se sentiría el lector con respecto a toda esta información nueva y trata de darle lugar al no iniciado. Agrega explicaciones donde sea necesario. Elimina los párrafos o las oraciones redundantes.

8    Amplía tu punto a una verdad universal. Después de haber escrito tu ensayo, escribe la conclusión. En la primera oración del último párrafo, resume lo que has escrito hasta el momento. Tu objetivo final en el resto del párrafo es llevar un paso más adelante el ensayo, hacia una verdad universal que se aplique al tema en cuestión. Hazte algunas de estas preguntas al concluir tu ensayo: ¿Qué aprendiste a través de estos logros y experiencias? ¿Qué es lo que debería hacer a continuación un individuo enfrentado a estos temas? ¿Cómo puedes conciliar tu experiencia con el resto del mundo?

   Edita tu trabajo. Cuando creas que tu ensayo es lo suficientemente corto, edítalo un poco más. Los primeros esbozos o los ensayos reflexivos tienden a divagar. Asegúrate de que las transiciones sean fáciles de seguir y suaves, y de que tus puntos se destaquen. Trata de eliminar la redacción excesiva. Pídele a amigos que revisen tu ensayo y te señalen cualquier pasaje que sea difícil de entender o confuso para que puedas arreglarlo.

Consejos y advertencias
  • Recuerda que el ensayo reflexivo es intelectual, no fáctico ni emocional. Debes reflexionar sobre las experiencias universales, no relatarlas y revivirlas solamente.
  • Siempre revisa la gramática y la ortografía de tu trabajo.
  • No trates al ensayo reflexivo como a un trabajo de confesiones o a una entrada de diario personal. Asegúrate de que te sientes cómodo revelando hechos personales al lector.
  • Evita la repetición y elimina cualquier párrafo u oración que no le aporte al ensayo ideas o sentidos nuevos

Lenguaje a usar para escribir un ensayo reflexivo
 
En ensayos reflexivos, los escritores tienen la oportunidad de insertarse en su prosa, permitiendo que sus pensamientos y sentimientos sobre el tema en cuestión a brillar a través de la escritura. Para asegurarte de que tu ensayo reflexivo es eficaz, debes proporcionar una descripción clara y detallada de tus sentimientos con respecto al objeto sobre el que estas reflexionando. Para ello, hay un número de diferentes tipos de lenguaje que probablemente tengas que emplear.

Pronombres personales: Ya que los ensayos reflexivos son directos se deben escribir en primera persona. 

Términos de secuencia: Si usted está relatando una ocurrencia, o una secuencia, ayuda al lector a entender el orden de los acontecimientos y añade fluidez a tu escritura. Usa palabras como "primero", "siguiente", "después", entre otras, dentro de tu texto.

Adjetivo y adverbios: Mediante el uso de este tipo de palabras puedes ayudar a los lectores a comprender mejor cuáles son tus sentimientos. 

Lenguaje sensorial: A través del uso del lenguaje sensorial puedes permitir a los lectores sumergirse en tu escrito y entender completamente los eventos.

Fuente: 

http://www.ehowenespanol.com/escribir-ensayo-reflexivo-eficaz-como_18660/
http://www.ehowenespanol.com/ensayo-reflexivo-sobre_33973/
http://www.ofnz.net/lenguaje-a-usar-para-escribir-un-ensayo-reflexivo_645451442.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario