20 ago. 2011

¿LA BIOENERGÍA ES EL DESTINO DEL GIRASOL?

¿LA BIOENERGÍA ES EL DESTINO DEL GIRASOL?


Entre el 27 de febrero y el 1º de marzo de 2012, en Mar del Plata, el girasol debatirá su futuro, en el marco de un mundo que necesita más alimentos y más energía. Referentes internacionales anticipan la polémica que se viene.

El girasol está pasando por un muy buen momento. Si bien se espera un incremento de la producción en Argentina y en los principales productores internacionales –como la Unión Europea y la ex Unión Soviética-, la demanda mundial es tan alta que los precios continuarían altos. A la par, la tecnología en genética se sigue desarrollando. En ese contexto, del 27 de febrero al 1º de marzo, se llevará a cabo la 18va Conferencia Internacional de Girasol en Mar del Plata, donde los principales expertos de todo el mundo se reunirán para compartir las últimas novedades. El encuentro tendrá una duración de cuatro días, tres en reunión plenaria y uno a campo, que constará de recorridas por las parcelas experimentales de la Unidad Integrada Balcarce (EEA INTA Balcarce y Facultad de Ciencias Agrarias de Mar del Plata).

El debate

Su colega italiano Gian Paolo Vannozzi, del Instituto de Producción Vegetal de Udine, opinó que la demanda de aceite de girasol se incrementará a partir de la aplicación del corte del 10 por ciento en los combustibles que consumirá Europa en 2020, y postuló que el biodiesel de Alto Oleico es premium para enfrentar el duro invierno europeo, y que funcionaría como lubricante. “En este momento estamos en proceso de desarrollo de una planta de etanol, capaz de producir a partir de la poda de plantas de girasol, caña de maíz y residuos de la cebada que, en conjunto con biorefinerías, podrían abarcar entre 20 mil y 30 mil hectáreas para la producción de biodiesel, bioetanol, biogas, calefacción, electricidad y biolubricantes, entre otros productos”, ejemplificó.

Sin embargo, la tendencia muestra que la energía no sería el principal destino de la oleaginosa. El investigador Alan Scott, ex representante de Australia en la Asociación Internacional del Girasol (ISA), sostuvo que utilizar el girasol para la energía “es como alimentar cerdos con frutillas. El aceite es demasiado bueno para ese uso. Quizá, sí, se debería posicionar el aceite de girasol reciclado para la energía, pero probablemente sea muy caro desarrollarlo para esta aplicación”, agregó.

El Dr. Leonardo Velasco, del Instituto para la Agricultura Sustentable de Córdoba, España, coincidió: “No vemos posible a corto o medio plazo y a escala global que el aceite de girasol entre en los circuitos de producción de biocombustibles, donde son más adecuados otros aceites de menor coste de producción y de menor calidad para alimentación. Sí contemplamos, en cambio, un escenario de mayor utilización de los restos de cosecha y subproductos de la industria aceitera para la producción de energía, e incluso el desarrollo de variedades específicas para la producción de energía a partir de biomasa lignocelulósica”.

Anfitriones de categoría

Actualmente la Argentina es uno de los países que más aportes realiza en materia de conocimiento sobre el cultivo, especialmente en relación a la resistencia a herbicidas, enfermedades y en la búsqueda de la reducción de la brecha entre los rendimientos reales y los potenciales. Por esta razón, Felicity Vear, representante francesa en la ISA expresó que “será una ocasión para ver en detalle el trabajo de los colegas argentinos y ver la evolución del cultivo en el país”.

Con el mismo entusiasmo se encuentra Velasco, quien postuló que “Argentina ocupa un lugar de privilegio a nivel mundial en el cultivo de girasol, no sólo por la importancia de la superficie dedicada al cultivo y el volumen de producción de aceite, sino por el liderazgo a nivel mundial en aspectos relacionados con la investigación científica y el desarrollo comercial de distintos tipos de aceite de girasol. Asimismo, el modelo de organización del sector es un ejemplo a seguir por otros países”. El experto aseguró que el Congreso “va a representar una oportunidad única para centrar un debate profundo y reflexivo sobre el estado actual y futuro del cultivo del girasol en el mundo. Pensamos que el próximo Congreso reúne todos los requisitos para marcar un hito en la investigación sobre girasol en su sentido más amplio”.

Fuente: pregonagropecuario.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario